miércoles, 8 de enero de 2014

JABÓN DE AGUACATE, PEPINO Y ALOE VERA


Las inclemencias del tiempo, hacen estragos en la piel, ya sea por frío, viento, sol, etc. La combinación de los tres ingredientes, creo que es perfecta para este fin.
 
El aguacate, tanto en aceite como su pulpa contiene un alto porcentaje de ácidos grasos esenciales, que ayudan a la piel agredida por el acné, las quemaduras solares. Al ser rico también en Vitaminas D y E, estimulan la formación de colágeno y es excelente en suavizar e hidratar pieles secas.
 
El pepino es rico en ácido ascórbico y cafeico son dos ácidos antiedematosos y su uso continuado es estupendo en pieles inflamadas. Es también adecuado en pieles arrugadas y en manchas de la edad.
 
Del Aloe ya hemos hablado en otras ocasiones, es como el curalotodo.
 
- Aceite de Aguacate Virgen: 10% de las grasas y para el sobreengrasado. La diferencia con respecto al refinado es notable: es verde intenso y confiere al jabón, no sólo su color sino una mayor cremosidad en la espuma
- Aceite de Girasol BIO: 10% de las grasas.
- Aceite de Maíz BIO: 10% de las grasas.
- Aceite de Oliva VE: 20% de las grasas.
- Aceite de Ricino: 2% de las grasas.
- Aceite de Soja: 8% de las grasas.
- Aceite de Coco: 15% de las grasas.
- Aceite de Palma: 10% de las grasas.
- Aceite de Palmiste: 10% de las grasas.
- Manteca de Karité: 5% de las grasas.
- Aloe Vera gel: 4% del agua, restándolo de la misma y agregándolo en la traza.
Esta manera de usar el aloe, lo aprendí de Isa de Jabón y Vida, hasta ahora, yo solía añadir entre un 2% y un 4%, incorporado en la traza, pero no descontado del agua, lo que supone añadir más líquido y tarda más en curar, amén de poder provocar otros desfases.
 - Pulpa de Aguacate BIO: sobre el total de aceites y manteca, he agregado un 17% en la traza: Si es mucha cantidad, me costó que cuajara, pero me encanta. Para evitar que se vuelva rancio añadi a la pulpa un 1% de Vitamina E.
- Vitamina E: 1% de las grasas, en la traza y mezclado en el aceite de aguacate que lo puse en el sobreengrasado.
- Esencia de Lavanda y Lemongrass: 3% de las grasas y en la traza, mezclada con Tintura de Benjuí y Glicerina.
Sobre el total de las esencias, calculo el 10% de Tintura de Benjuí y el 5% para la glicerina.
- Jugo de Pepino BIO: congelado y en sustitución del agua. Yo no filtré el jugó, pues muchos de sus beneficios se encuentran en la piel. Teniendo en cuenta la cantidad que se resta de Aloe, claro.

Sobreengrasado: 10%. Aceite de Aguacate BIO y puro.
Concentración:   35%
 
Es un jabón blando, pero con el tiempo se endurece, de aroma fresco y de espuma abundante y cremosa. Ideal para cuidar la piel agredida. No es un jabón adecuado en pieles grasas o mixtas. Pensaré en una fórmula al respecto, ya que entre mi gente ya me lo van pidiendo. También es apropiado para el cutis. Algo que me preguntan constantemente. Los jabones que son para el cuerpo, siempre y cuando no sean super abrasivos, son adecuados para la cara. Aunque la piel del rostro es más fina y delicada, un jabón artesano es lo mejor para el cutis, ya que como también he explicado en otras ocasiones, son una mezcla cuidada de aceites de calidad, mantecas y demás aditivos.
 
Los he decorado de distintas formas: con restos de jabón en trocitos y con carbón vegetal activado, que aunque posee muchas propiedades desintoxicantes, aquí sólo tiene un efecto decorativo y dióxido de titanio.
 

 
Espero que os guste y hasta la próxima.

2 comentarios:

  1. Un jabón maravilloso, por sus cualidades y por su composición. Felicidades Belinda

    ResponderEliminar
  2. me encanta, y después de probar tus jabones, seguro que serán estupendos que es lo que importa, jabón bueno bueno

    ResponderEliminar